Cliente satisfecho con la resolución de su problema

Las personas en situación de insolvencia pueden renegociar y exonerar sus deudas a través de la Ley de SEGUNDA OPORTUNIDAD.

Tras la situación actual producida por el COVID-19 es previsible que muchas personas físicas tanto empresarias como no, se vean en una situación económica delicada producida por un aumento de las deudas, por una situación temporal de impagos, por insolvencias temporales derivadas de pérdidas de ingresos, por cierre temporal de negocios, etc.

A diferencia de la anterior crisis en la que cualquier persona en una situación económica similar, se encontraba sola a su suerte, en la actualidad y desde 2015 disponemos en el ordenamiento jurídico del mecanismo de Segunda Oportunidad, el cual ha tenido mucho éxito en otros países como Reino Unido, Francia, Alemania, Estados Unidos…

Para entender mejor en que consiste o que significa esto de la 2ª oportunidad basta con examinar lo expuesto en la propia Ley, cuando magníficamente refleja que:

El objetivo de esta ley de 2ª oportunidad es que una persona física, a pesar de un fracaso económico empresarial o personal, tenga la posibilidad de encarrilar nuevamente su vida e incluso de arriesgarse a nuevas iniciativas, sin tener que arrastrar indefinidamente una losa de deuda que nunca podrá satisfacer.

Dejando claro el objetivo,  el procedimiento de la 2ª oportunidad tiene los siguientes pasos:

 

1) SOLICITUD DE ACUERDO EXTRAJUDICIAL DE PAGOS

Inicialmente es un procedimiento extrajudicial mediante el que, de forma flexible, cualquier persona física (empresaria o no)  puede negociar el pago de la deuda con sus acreedores ayudado por la figura del Mediador Concursal.  Su regulación está en los Artículos: 178 bis y 231 a 242 de la Ley Concursal.

La solicitud se puede hacer mediante formulario normalizado en el que se incluya un inventario del activo y del pasivo. Si quiere el formulario haga click en:

Obtener Formulario

 

Realizado el formulario, se deberá dirigir a un Notario si eres persona física NO EMPRESARIA y al Registro Mercantil o en su defecto a las Cámaras Oficiales de Comercio si eres persona física EMPRESARIA, en ambos casos que corresponda de acuerdo con el domicilio.

 

2) NOMBRAMIENTO DE MEDIADOR CONCURSAL

Cumplidos los requisitos, se procederá al nombramiento del Mediador Concursal, y se comunicará esta circunstancia al Juzgado para que se proceda a paralizar posibles reclamaciones y/o ejecuciones hasta un plazo de 3 meses. La retribución del mediador concursal en todo caso dependerá del tipo de deudor, de su pasivo y activo y del éxito en la mediación.

 

3) CONVOCATORIA DE LOS ACREEDORES

En los diez días siguientes a la aceptación del cargo, el mediador concursal comprobará la cuantía de las deudas y convocará al deudor y a los acreedores a una reunión que se celebrará dentro de los dos meses siguientes y que se notificará por medio de notario o por cualquier medio que asegure su recepción. En la convocatoria  se indicará, además de fecha, hora y lugar, la identidad de cada uno de los acreedores convocados y la cuantía y detalles de la deuda. Una vez recibida la convocatoria, los acreedores voluntariamente quisieran intervenir en el acuerdo extrajudicial deberán comunicárselo expresamente al mediador en el plazo de un mes.

 

4) EFECTOS DE LA INICIACIÓN DEL EXPEDIENTE

Iniciado el expediente se podrá continuar con la actividad laboral, sin la posibilidad de pedir nuevos préstamos y sin que puedan plantearse nuevas reclamaciones en tanto en cuanto se negocia.

 

5) EL PLAN DE PAGOS

El mediador concursal remitirá a los acreedores un plan de pagos de las deudas a fecha de la solicitud, con esperas de hasta 10 años, posibilidad de cesión de bienes y derechos en pago de deudas, posibilidad de conversión en acciones o participaciones por deudas, posibilidad de quitas que puede llegar hasta el 25% del importe de los créditos.

El plan de pagos se acompañará de:

–      Un Plan de Viabilidad

–   Una propuesta de cumplimiento de las obligaciones, incluyendo, una cantidad que asegure la subsistencia del deudor y su familia y de la actividad que desarrollara.

–       Una propuesta de negociación de las condiciones de los préstamos.

Los acreedores podrán presentar propuestas alternativas o de modificación en los siguientes diez días y, a su término, el mediador les presentará el plan de pagos final aceptado por el deudor.

En caso de que los acreedores que representen a la mayoría de la deuda no quisieran continuar la negociación, se deberá solicitar de inmediato la declaración de concurso de acreedores.

 

6) REUNIÓN CON LOS ACREEDORES

Los acreedores convocados deberán asistir a la reunión, salvo los que hubiesen manifestado su aprobación u oposición dentro de los diez días naturales anteriores a la reunión, donde podrán ser modificados tanto el plan de pagos como el de viabilidad.

 

7) ACUERDO EXTRAJUDICIAL DE PAGOS

Para que el plan de pagos se considere aceptado, será necesario que voten a favor del mismo acreedores que sean titulares, al menos, del 60% de la deuda. Si el plan consiste en la cesión de bienes del deudor en pago de deudas, deberá contar con la aprobación de acreedores que representen el 75%.

– Si el plan fuera aceptado por los acreedores, el acuerdo se elevará inmediatamente a escritura pública, que cerrará el expediente que el notario hubiera abierto y se publicará la existencia del acuerdo en el Boletín Oficial del Estado y en el Registro Público Concursal por medio de un anuncio que contendrá los datos que identifiquen al deudor

– Si el plan no fuera aceptado y el deudor continuara incurso en insolvencia, el mediador concursal solicitará inmediatamente del juez competente la declaración de concurso. Si a pesar de la labor del mediador no se alcanza ningún acuerdo, el afectado puede declararse en concurso.

 

8) CONCURSO NECESARIO

Si no hay acuerdo extrajudicial de pagos porque no se alcanzan las mayorías, el mediador concursal propone el concurso necesario (tutelado por el juez) para liquidar las deudas, se cubre las deudas con el ACTIVO, procedimiento concursal tradicional.

 

9) ACCESO A LA SEGUNDA OPORTUNIDAD

Terminado el Concurso, el mediador concursal comunica si se cumplen los requisitos para acceder a la 2º Oportunidad, que no son otros que:

  • que se trate de Deudores de Buena Fe.
  • No haber cometido Delitos contra el patrimonio
  • Pagar unos umbrales mínimos (Arts.90, 91 Ley Concursal) y no haber solicitado en los últimos 10 años la 2ª oportunidad.

Cumplidos los requisitos, se podrá acceder a la 2ª Oportunidad, que te permitirá, la exoneración definitiva del pasivo insatisfecho y 5 años para cubrir deudas no exonerables.

Si quiere más información o desea contactar con nosotros, rellena el siguiente formulario:

One Thought to “Las personas en situación de insolvencia pueden renegociar y exonerar sus deudas a través de la Ley de SEGUNDA OPORTUNIDAD.”

  1. […] llega a través de nuestro partner legal Lexon Abogados. En el siguiente enlace podéis acceder al artículo original publicado en su […]

Deja un comentario