El Tribunal Supremo permite a empresas y autónomos a reclamar la cláusula suelo de sus préstamos

La Sentencia del Tribunal Supremo 168/2020, de 11 de marzo de 2020, ha permitido un cambio de enfoque en los casos de HIPOTECAS CON CLÁUSULA SUELO SUSCRITAS POR EMPRESARIOS, PROFESIONALES Y AUTÓNOMOS (no consumidores) en relación con su actividad.

Mientras que para el caso de consumidores, desde la Sentencia del Tribunal Supremo de 9 de mayo de 2013, los juzgados siempre habían resuelto de manera favorable en base a la falta de transparencia en orden a la información suministrada, en el caso de las empresas o profesionales, no podíamos invocar ese juicio de transparencia limitado exclusivamente para los consumidores.

De ahí la importancia y transcendencia de esta sentencia, ya que, declara la nulidad de una cláusula suelo impuesta a un taxista, quien para obtener una licencia de Taxi, suscribió un préstamo Hipotecario y en este caso Abanca, le impuso una cláusula suelo del 6,50%.

La argumentación sobre porque se declara la nulidad de la referida cláusula suelo, la podemos resumir en que el Banco incumplió las obligaciones administrativas de transparencia (no entregó la ficha FIPER), ni se advirtió específicamente por el notario de la existencia de la cláusula suelo, y por tanto se concluye que los prestatarios no tuvieron oportunidad real de conocer que el préstamo tenía una cláusula suelo que limitaba la variabilidad del tipo de interés.

Declarada la nulidad de la cláusula suelo Abanca deberá restituir al prestatario más de 20.000 € como consecuencia de las cantidades pagadas de más por la aplicación de la cláusula suelo, unos 20.000 €.

Gracias a esta sentencia, los autónomos, empresas y profesionales, en definitiva, los no consumidores, podrán reclamar esta cláusula impuesta en sus préstamos.

Si desea más información no dude en contactar con nosotros rellenando el siguiente formulario.

Deja un comentario